Si constatas un fallo en un artículo que esté cubierto por la garantía comercial, acude a la tienda donde efectuaste la compra con la factura para hacer constar la anomalía. 

Puedes llevar el artículo directamente a la tienda o, si es demasiado grande, utilizar fotos detalladas para documentar tu caso. 

Nuestros asesores-vendedores te propondrán una solución.

¿Encontró su respuesta?