Nuestras compañías de transporte colaboradoras han adaptado sus servicios a esta excepcional situación, desarrollando un sistema de entrega sin contacto que consiste en: 

  • Respetar una distancia mínima de un metro,
  • Dejar el paquete delante de tu puerta,
  • Confirmar la recepción a través de una foto tomada por el repartidor en el momento de la entrega, foto que vale como garantía de que se ha realizado dicha entrega.

Si el volumen del paquete lo permite, el artículo será depositado directamente en tu buzón.

¿Encontró su respuesta?